Edición Impresa - page 10

I
nstitución cuya finalidad consiste en la ad-
quisición, conservación, estudio y exposi-
ción de libros y documentos; lugar donde
se tiene considerable número de libros orde-
nados para la lectura. Son dos de definiciones
que propone el diccionario. El origen de la
biblioteca se remonta a más de 4.000 años en
ciudades de la Mesopotamia. “Las naciones
verdaderamente ilustradas se propusieron y
lograron frutos muy diferentes de sus biblio-
tecas públicas. Las 37 con que contaba Roma
en los tiempos de su mayor ilustración, eran
la verdadera escuela de los conocimientos...
que son hoy día tan comunes en los pueblos
cultos de Europa, son miradas como el mejor
apoyo de las luces de nuestro siglo”, afirmaba
Mariano Moreno.
Durante mucho tiempo, la biblioteca
pública cumplió un papel relevante en el
desarrollo educativo y cultural de las so-
ciedades, especialmente para los vastos
sectores con urgencias económicas para
quienes los libros no estaban a su alcance.
Con alguna periodicidad, estas institucio-
nes compraban libros para actualizarse,
en particular, en las universidades. En
nuestro país, las bibliotecas populares
son dirigidas y sostenidas principalmente
por sus socios y brindan información,
educación, recreación y animación so-
cio-cultural, por medio de una colección
bibliográfica y multimedial general. “La
biblioteca complementa a la escuela y la
vivifica sirviendo como un auxiliar para
el maestro y como un incentivo de curio-
sidad para el niño. Porque es la biblioteca
de distrito la que pone en manos del ha-
bitante en las poblaciones lejanas, libros
atrayentes y útiles generalizando los
conocimientos donde quiera que haya un
hombre capaz de recibirlos”, afirma Do-
mingo Sarmiento, impulsor de la Ley N°
419 en todo el territorio nacional.
Los tiempos han cambiado considerable-
mente. En los últimos lustros, el desar-
rollo de la tecnología y la informática han
transformado los hábitos. La invención de
internet ha revolucionado las comunica-
ciones, tanto que desde un teléfono móvil
se puede acceder a cualquier información,
así como a libros para ser leídos en la pan-
talla táctil, con la posibilidad de imprimir-
los en muchos casos. No se necesita tener
en la casa los 30 tomos de la Enciclopedia
Británica o del Diccionario Espasa Calpe.
Pero en contrapartida, este auge digital
ha llevado a que las nuevas generaciones
lean menos libros. Y en ese sentido, las
bibliotecas tradicionales han comenzado
a despoblarse. Esta nueva modalidad las
obliga a modernizarse para seguir pres-
tando un servicio útil a la comunidad.
¿Qué hacer, por ejemplo, con las Biblio-
tecas Sarmiento y Alberdi que atesoran
verdaderas joyas, que corren el riesgo de
desaparecer por el deterioro? Hubo algu-
nas intenciones de digitalizarlas, pero que
quedaron a medio camino. Si ello se logr-
ara finalmente, se podría diseñar una red
informática para intercambiar datos y que
todo estuviera subido a online. Difícil-
mente puedan encontrarse en internet li-
bros referidos a Tucumán, especialmente
del siglo XX. Las autoridades podrían
destinar una partida presupuestaria espe-
cífica a tal fin; nos parece que es un pat-
rimonio muy valioso como para dejar que
se pierda. Las bibliotecas están pidiendo
una nueva oportunidad para seguir vivien-
do. “Por el grosor del polvo en los libros
de una biblioteca pública puede medirse
la cultura de un pueblo”, afirmaba el es-
critor estadounidense John Steinbeck.
(Editorial diario La Gaceta,
Tucumán)
E
l Papa Francisco iniciará en marzo el
séptimo año de su pontificado. Imposi-
ble saber lo largo que será ni si, como
sugirió a su llegada, el Pontífice seguirá el ca-
mino de su predecesor renunciando al cargo
antes que el propio cargo renuncie a él. Pero
la madurez de su mandato, con 82 años y seis
en la silla de Pedro, parece alcanzada con cre-
ces. Acosado por los escándalos de abusos,
una reforma que no termina de despegar y las
encarnizadas luchas internas, 2019 será un año
difícil que determinará su herencia.
En una nota en el diario español El País, Dan-
iel Verdú dice que la situación en el Vaticano
es delicada, según señala la mayoría de fuentes
consultadas. “Hay muchos frentes abiertos”,
matiza un miembro de la curia. Nadie recuerda
una oposición tan fuerte a un Pontífice desde
el sector conservador. En algunos ambientes
de la curia, a menudo distante de este Papa,
piensan ya más allá y juegan a las quinielas.
El gran reformador, como lo definió su bió-
grafo, Austen Ivereigh, sigue sin sacar adelan-
te cuatro de las grandes transformaciones que
anunció a su llegada: las finanzas, la reforma
de la curia, la comunicación y la lucha contra
la pederastia. Hubo un sinfín de cambios en
los dicasterios, pero tras seis años, es difícil
encontrar un relato unitario más allá del valio-
so acercamiento a los pobres y a los migrantes,
que le ha convertido en un importante actor
político frente a las embestidas del populismo
de Donald Trump o Matteo Salvini, ministro
del Interior italiano.
La rigidez de las estructuras no va con el Papa,
hombre espontáneo, y el equipo cambia. Fran-
cisco ha asistido a importantes dimisiones (sus
dos portavoces se fueron hace 15 días) y elec-
ciones equivocadas (el ministro de Finanzas,
George Pell, condenado por abusos).Un Papa
no necesita mirar sondeos. Pero la caída de
popularidad en el último año en Italia, pese a
seguir siendo alta, ha sido una novedad. Del
gran 88% de 2013 al 71% en 2018, según la
empresa Demos. Un desmoronamiento espe-
cialmente grave entre los jóvenes y todavía
más acentuado en Estados Unidos, donde los
casos de pederastia han tenido gran impacto
E
l boom turístico interno que vive Ar-
gentina se explica en gran medida
por la devaluación del peso, que en
2018 alcanzó el 100 por ciento respecto al
dólar. Es decir, viajar al exterior se ha vuelto
demasiado caro para los que viven en estas
fronteras, un lujo que quedó reservado para
los sectores más ricos.
De acuerdo con estadísticas de las agen-
cias de viajes, este año los destinos más
buscados por los argentinos han sido la
costa atlántica, Córdoba, Mendoza, Iguazú,
Tierra del Fuego y Buenos Aires. En ese
también influyó la mayor oferta de pasajes
aéreos –potenciada por la incursión de las
denominadas empresas “low cost”- y la fi-
nanciación de hasta 12 cuotas.
En este sentido, la devaluación ha repre-
sentado una enorme ventaja para el sector
turístico nacional, que vio crecer consid-
erablemente sus ingresos respecto a años
anteriores. Aún cuando la mayoría de los
turistas, y especialmente los grupos famili-
ares, redujeron la cantidad de días de es-
tadía por los altos costos y sus presupuestos
reducidos.
Esto también ha sido notorio en Catamarca,
donde las principales villas, como El Rodeo,
Las Juntas y Aconquija, estos días están lle-
nas de veraneantes. En el caso de Fiambalá
con sus termas como en la Puna catamar-
queña forman parte de un circuito turístico
que excede la temporada estival. Pero son
las villas ambateñas, y en particular la prim-
era, donde se percibe más claramente este
fenómeno de la ocupación plena por la situ-
ación del país. La mayor parte de la gente
que tiene casas allí las está ocupando estos
días, cuando en años anteriores estaban
vacías o alquiladas. El esplendor actual de
El Rodeo se explica sobre todo por el alto
porcentaje de propietarios que decidieron
pasar allí sus vacaciones. Lo mismo sucede
en Las Juntas, pese a que aquí el estilo es de
los moradores permanentes, esto es, pocas
casas se ofertan en alquiler.
“Muchas casas que antes se alquilaban, este
año no se alquilaron y sus dueños tomaron
La modernización de las bibliotecas populares
Una golondrina no
hace verano
Un año difícil para el
Papa Francisco
El Rodeo como propuesta. Casi no hay ca-
pacidad para la gente que le gusta venir y
alquilar por una quincena o el mes”, explicó
a este diario Luis Ferreyra, director de Cul-
tura y Turismo del municipio rodeíno.
Sin embargo, el entusiasmo por el “brillo”
de estos días no alcanza para ocultar la caída
sostenida que tuvo El Rodeo en materia de
oferta hotelera, gastronómica y de servicios
en general en los últimos años. De hecho,
por el alud de 2014 cerró la hostería y res-
taurante Villafañe, ubicada en el corazón de
la villa. Y hace poco más de un año bajó el
telón la Hostería Chicha, un bellísimo lugar
que era un emblema en todo Ambato.
También dejaron de trabajar un par de casas
que daban alojamiento. Solo quedó en pie
la Hostería de El Rodeo, cuya capacidad
es de 85 plazas, y algunos particulares que
alquilan por internet. Y los servicios gas-
tronómicos son temporarios: hasta la segun-
da semana de febrero. Incluso, de las dos
carnicerías que había solo quedó una. De
modo tal que sigue siendo inviable sostener
el turismo en estas villas solo por la deman-
da del verano. Y otra vez cobra actualidad la
vieja agenda del trabajo público-privado en
materia de inversión y promoción.
(Editorial diario El Ancasti,
Catamarca)
en la opinión pública y sólo el 51% lo valora
favorablemente (un 19% menos que en enero
de 2017), según el Pew Research Center. La
sensación es que Francisco, un hombre que
nunca perteneció al aparato, sigue siendo más
popular entre los no católicos.
El Papa quiso ampliar el espectro de la Igle-
sia. Y en algunos aspectos, como la histórica
apertura a China de 2018 -que deberá consoli-
dar ahora- o la internacionalización del colegio
cardenalicio (ha nombrado a 60 purpurados de
los 124 que elegirían hoy al nuevo Papa), ha
expandido el radio de acción. En otros, como la
inmigración (ahora siempre añade que solo pu-
eden llegar aquellos a los que se pueda acoger)
o la homosexualidad, a la que ha puesto coto
en los seminarios, ha matizado a la baja su dis-
curso rupturista. “El problema no es el sector
conservador al que enervó. Cunde cierta desi-
lusión”, señala un alto cargo vaticano favorable
al Papa. Lo cierto es que al Papa le espera un
año difícil en medio de encarnizadas luchas in-
ternas y teniendo por delante las grandes trans-
formaciones que anunció a su llegada al Sillón
de Pedro.
Entre ellos se debe mencionar los problemas
económicos, los abusos sexuales del clero (este
tema puso al descubierto la guerra de poder en
el Vaticano, pero también una manera laxa de
tratar los abusos que se remonta a Juan Pablo
II), la crisis en la comunicación (una de las
grandes apuestas de Francisco, que ha sido
caótica y accidentada) y la reforma de la curia.
(Editorial diario El Litoral, Corrientes)
I
deas
- 10
Miércoles 16 de Enero de 2019
1,2,3,4,5,6,7,8,9 11,12,13,14,15,16,17,18,19,20,...32
Powered by FlippingBook