Edición Impresa - page 11

Miércoles 16 de Enero de 2019
O
pinión
- 11
Teléfono Abierto
y Comentarios de la Web
4430806
Pocos colectivos, mucha gente decep-
cionada
Es una falta de respeto y sensibilidad. Hay
madres con bebés enfermitos; discapacitados;
ancianos y de toda edad y condición. No se
puede caminar bajo este clima ni ningún otro.
¿Y la “oposición”? ¿Vacacionando o dormida
en los laureles? Nuestros políticos son una
calamidad.
Vergüenza local
Otra vez rehenes del servicio urbano de pasa-
jeros. Señor intendente, haga algo por los usu-
arios! señor defensor del pueblo, defienda al
pueblo de Formosa de lo que lo afecta enorme-
mente.
Vinieron por el curro del subsidio no
les importa la gente, ni el servicio ni
nada
Si erraste el de hora pico ponete un sombre-
rito y caminate desde el centro al Circuito 5, el
caminar es bueno para la salud.
MALDITOS COLECTIVOS
Sería importante que la Defensoría del Pueb-
lo se ocupe de las tardanzas en las frecuen-
cias de colectivos. Con este clima, la gente se
descompone en las paradas y dentro de los
mismos debido a la gran cantidad de gente que
cargan.
La 70 y la 95
¿Los colectivos funcionan? Las líneas 70 y 95
se tardan mucho y con estas temperaturas la
gente se descompone.
¡Es el colmo!
Realmente está mal la Argentina y los argenti-
nos atrapados por la corporación de delincuen-
tes políticos y corruptos, esto es el claro signo
de la decadencia y degradación, el no tener op-
ción y estar atrapados y entrampados por los
delincuentes de siempre. Los partidos políticos
se convirtieron en una organización delictiva
con papeles legales dados por la República
Democrática. Realmente mal deplorable, des-
gastante, sin opción a futuro más que sufrir a
los mismos de siempre que destruyeron todo
los últimos 30 años.
La venta de humo...
Corría la década de los 90 y en el 1 a 1 y se
acentuaba la desocupación. En ese entonces
nos vendieron la idea de que con un curso de
computación ibas a lograr todo. Conocí gente
que dejo la carrera de ingeniería, abogacía
para hacerse un cursito de 2 años de procesa-
dor de texto y planilla de calculo que en ese
entonces valía la cuota de una universidad
privada. Ahora yo me pregunto ¿qué humo nos
vendrán a vender ahora?
Mundo Neoliberal
El futuro es para los emprendedores, la verdad
que va a necesitar de mucho ingenio y capaci-
tación técnica para conseguir un trabajo el fu-
turo. Las organizaciones horizontales solo son
un slogan, la robotización y la IA van a crear
un mundo donde unos pocos ricos ubicado en
la cima de la pirámide van a ser más ricos con
pobres más pobres aún.
¿Qué le falta a la Argentina para crecer?
Q
ué le falta a la Ar-
gentina para cre-
cer? Esa es la gran
pregunta, la que nuestro
país se viene haciendo
desde antaño y que mu-
chas veces parece no en-
contrar solución. ¿Nuestro
intento de respuesta? Lo
que le falta a la Argentina
para crecer es respeto a
los derechos de propiedad
intelectual e inversión.
Es por ello que, a fines
del año pasado, en oca-
sión del G20, se presentó
en Buenos Aires el Índice
Internacional de Derechos
de Propiedad (IPRI, por
su sigla en inglés) en su
versión 2018 de la nortea-
mericana Property Rights
Alliance. Y también se
introdujo un paper de in-
vestigación que motiva
estas líneas. Es que la
herramienta antes menta-
da muestra los niveles de
protección de derechos de
propiedad en Argentina y
otros países, analizando
diferentes componentes,
que van del funciona-
miento del Poder Judicial
al Estado de derecho, en-
tre otros indicadores.
El diagnóstico en rel-
ación con la Argentina
dista de ser una sorpresa.
Los niveles que miden
la estabilidad de las nor-
mas, los niveles de cor-
rupción y transparencia
nos ubican por debajo de
nuestros pares latinoamer-
icanos. Hasta aquí no hay
nada nuevo bajo el sol:
la Argentina ha sufrido
un deterioro institucio-
nal sostenido durante las
últimas décadas que la ha
desaventajado del resto de
la región. Sin embargo,
aún más interesante es el
análisis de las consecuen-
cias nefastas que generan
estos niveles de protección
de derechos de propiedad.
Concretamente, si uno se
dedica al estudio de los
niveles de inversión ex-
tranjera directa en relación
con el nivel de protección
de propiedad intelectual,
se observa un crecimiento
importante de las indus-
trias que permiten rápidos
retornos del capital sin
necesidad de contar con
grandes sistemas de pro-
tección legal (por ejemplo,
el desarrollo de softwares
enlatados). Ello se debe a
que existen sistemas que
el propio mercado genera
que permiten la exclusión
de los competidores sin
necesidad de una apli-
cación eficaz de la norma
jurídica (por caso, siste-
mas de garantía posventa,
velocidad en la tasa de
imitación, etcétera). Por
otro lado, en aquellos sec-
tores en donde la inversión
se encuentra más a merced
del sistema de reglas le-
gales del país se perciben
niveles de inversión muy
bajos. Energía, infrae-
structura y telecomunica-
ciones son solo algunos
ejemplos. Debe tomarse
nota de que estos son los
sectores donde el país,
justamente, necesita más
desarrollo.
¿Qué se puede hacer frente
a esa situación? A nivel de
los derechos de propiedad
intelectual pueden reali-
zarse trabajos micro-in-
stitucionales. ¿Qué quiere
decir esto? Producir me-
joras en las normas técni-
cas. Como podría ser, por
caso, ampliar el alcance
del sistema de patentes,
incluir a la Argentina en
tratados internacionales
—de los que hoy no forma
parte—, que facilitarían la
inversión extranjera, me-
jorar la aplicación de nor-
mas antipiratería, y demás.
Este plano puede atacarse.
Puede atacarse aquí y
ahora. Y en muchos casos
se está avanzando, como
situaciones en particular
parecen demostrarlo.
El enigma sin resolver es
la
macro-institucionali-
dad: el establecimiento de
un sistema de reglas claras
y perdurables en el tiempo
que permitan crear rentab-
ilidades en el largo plazo,
basadas en derechos de
propiedad claros en manos
de quienes más los val-
oran. En este nivel se ven
afectados todos los com-
ponentes de los derechos
de propiedad, sea para
bien o para mal. Aquí no
podemos decir que Ar-
gentina haya avanzado
mucho. Todo ello por una
simple razón: no hace de-
masiado tiempo que como
país empezamos a respetar
los derechos de propiedad,
y el nivel de cumplimien-
to es, por tanto, aún muy
bajo.
Como punto final, con-
sidero oportuno reiterar
algo ya varias veces dicho:
no hay posibilidad de que
un gobierno solo pueda re-
solver esta problemática.
El motivo es simple, no es
una política del gobierno,
es una política de Estado;
y el Estado se basa en in-
stituciones con sus con-
siguientes reglas.
Por Pablo Iannello
1...,2,3,4,5,6,7,8,9,10 12,13,14,15,16,17,18,19,20,21,...32
Powered by FlippingBook