Edición Impresa - page 11

Lunes 19 de Noviembre de 2018
O
pinión
- 11
Teléfono Abierto
y Comentarios de la Web
4430806
Mediocres
Que Gobierno mediocre, ni saben que pasó con
el submarino y ahora no son capaces de sacarlo.
Empatía y solución
“Tenemos que entender que la persona que viene
a realizar un trámite es alguien que necesita que
se le resuelva la situación. Mirarla como un par,
como a una persona a la que se puede ayudar,
es el lugar donde debemos pararnos...” Felicito a
Jofré por esta capacitación y ojalá esta experta
también pase por el I.P.V. - Debería estar en los
lugares claves: Administración, coordinadora, ad-
judicadora y tantas cosas más en una mujer, y en
la crispada secretaría privada de ambos.
Aumento ya!!
El Gobierno aumentó su coparticipación el 50%,
es hora que reparta con el mismo porcentaje a los
sufridos empleados de la administración pública
provincial y si es escalonado el 30% más por in-
tereses ya que es así como nos cobran las tarje-
tas de crédito para pagos a 6 cuotas..
Debe actuar
La sociedad de la droga. Un libro que probable-
mente llevó para no leer. Claro, eso estaba le-
jos...Hoy todos saben quién, cómo, dónde...pero
siguen igual. El problema es la enorme cola de
paja y la violencia con la que defienden el nego-
cio. Y el hostigamiento y crueldad con las perso-
nas que los vieron. Comenzó con un suboficial y
un subcomisario... Ya les clonaron el celular, in-
terfieren la TV, picanean el techo...La Hermosa
Sinaloa?
La Octava y otros saben
Por favor Señor, con todo respeto. Hablemos
gente que vivimos otra realidad. Los discursos
falaces no hacen bien a nadie. Las nuevas gen-
eraciones, quizás sean más “puras”. Usted no pu-
ede ignorar la gran cantidad de personal que fue
adjudicado con viviendas en la Nueva Fsa y de
antemano planificaron el negocio más rentable y
mortífero. Ensuciaron el uniforme. ¡¡Torturaron!!
Empezó la campaña de persecución
Coincido, sabían exactamente lo que pasó, solo
esperaban el momento de utilizar este hecho
como un logro de su gestión y empezó la cam-
paña proselitista.
Lo sabían todo
Que gobierno de mierda... ellos sabían la ubi-
cación desde el principio... porque no se van man-
gas de i servibles, corruptos…
Otra gran mentira de Juan Zaragoza
Según lo informado es que el presupuesto 2018
es 180.000.000 millones de pesos, el presentado
para el 2019 es de 280.000.000 millones y el no
informar lo peticionado por estos tres concejales
en que se gastaron el presupuesto origino la neg-
ativa de tratar el presente presupuesto.
Anarquismo para principiantes
E
l término al que con
frecuencia se asimila
al de “anarquía” tiene
origen en la antigüedad me-
diterránea. Siempre se los ha
identificado con aquellos que
piensan en una sociedad libre
de todo gobierno, autoritario
o no. El diccionario dirigido
por el politólogo italiano Nor-
berto Bobbio identifica al tér-
mino con aquellos que luchan
por un liberación de todo po-
der superior, sea la religión o
la política. Pero ¿los anarquis-
tas encontrados recientemen-
te tras atentados con bombas
y el refugio de algunos en la
calle Pavón son anarquistas
de acuerdo con el pensamien-
to y la teoría del siglo XIX y
XX o gente caprichosa, sin
teoría ni conceptos que quie-
re crear un clima beligerante
y violento antes de la reunión
del G20?
¿Saben estos lo que fue y rep-
resentó el anarquismo en el
país y en el mundo? Es muy
probable que eso del “pensa-
miento” y la “teoría” quede
para algunos intelectuales que
siguen al pie de la letra las
viejas consignas que quedar-
on diluidas antes de la Segun-
da Guerra Mundial. ¿Los que
se consideran protestatarios lo
son o participan de una ado-
lescencia quejosa o amarga,
de acuerdo con cada historia
personal y que quieren derri-
bar el mundo y a todo lo que
los rodea?
No es la primera vez en los
últimos años que aparecen los
llamados “anarquistas” en la
Argentina. Se promocionan
con pintadas callejeras y el si-
gno “A” dentro de un círculo.
Hubo manifestaciones con el
caso Maldonado. A los lec-
tores curiosos se los conoce
en pocos centros culturales y
a los pesados, en alguna que
otra banda de rock punk, sur-
gida en la década del sesenta
y setenta junto y después de la
guerra de Vietnam.
El punk —en inglés es sinóni-
mo de ‘excluido’ o de ‘mar-
ginal’— es un movimiento
musical que se expandió en
el hemisferio norte, caracter-
izado por la rebelión contra
todo. Se visten de manera
poco convencional, con pei-
nados estrafalarios y nunca
se olvidan de los borceguíes.
Adhieren a una estética muy
sobrecargada. Mezclan inde-
pendencia personal, descre-
imiento global, ateismo y se
autodefinen como opositores
al rock tradicional. Es el caso
de algunas bandas de trascen-
dencia internacional que en
el país repercutieron. Con el
tiempo esta variante se fue
mezclando, en el mundo, en
algunos casos, con la izqui-
erda revolucionaria o con la
extrema derecha, identificán-
dose con el fascismo. A un
costado o al otro de la impre-
scindible ecuanimidad que
pide democracia, sensatez y
respeto a las instituciones.
Históricamente hablando, el
espíritu libertario siempre ex-
istió pero creció con el racio-
nalismo y la discusión sobre el
concepto de autoridad previo
a la Revolución francesa de
1789. Con el transcurso del
tiempo surgieron teóricos que
cosecharon muchos adeptos.
Proudhon es un ejemplo igual
que los rusos Bakunin y Kro-
potkin, o el italiano Malatesta
y hasta el mismo escritor de
bellos cuentos y libros como
León Tolstoi, en su adultez
avanzada.
A fines del siglo XIX los
anarquistas ya participaban
políticamente en las filas de la
inmigración en la Argentina.
Lo trajeron catalanes junto
con italianos y eslavos. Tuvi-
eron una constante militancia
sindical, como la Federación
Obrera Regional Argentina
(FORA), fundada en 1901.
Buenos Aires llegó a ser una
de las tres capitales con más
participación que incluía tam-
bién a Barcelona y Nueva
York. No hubo, sin embargo,
un solo anarquismo: los había
violentos y no violentos. Vari-
os diarios anarquistas denomi-
nados “ácratas” cuestionaban
a los pone bombas y los dos,
los pacifistas y los violentos,
se enzarzaban en tediosas dis-
cusiones. Pese a la división,
los dos grupos aplaudieron a
Simón Radowitzky cuando,
en avenida Callao y Quintana
de la Capital, el 14 de noviem-
bre de 1909, mató al coronel
Ramón L. Falcón, a cargo de
la Policía. Fue una venganza:
Falcón había ordenado el
ajusticiamiento de siete obre-
ros anarquistas.
En aquellos años los conser-
vadores en el poder político
buscaron frenar los excesos
desmesurados de los revo-
lucionarios e impusieron en
1905 la ley de residencia. Su
creador, el ministro Miguel
Cané, el autor del cándido
libro Juvenilla, aplicaba la
expulsión del país a todo re-
belde sin límites. Los anar-
quistas también participaron
de la protesta en la Semana
Trágica, en 1919, en adhesión
a los obreros asesinados en la
huelga de los Talleres Vasena.
Fueron repelidos por los hijos
de la aristocracia, congrega-
dos por el político Manuel
Carlés, los que también se en-
cargaron de hacer un pogrom
en Villa Crespo y el barrio de
Once con centenares de vícti-
mas. Identificaban a los judíos
con los revolucionarios.
Siguiendo con los atentados,
en junio de 1910 tiraron una
bomba al público que asistía
en el Teatro Colón. El victi-
mario fue identificado. Los
anarquistas se fueron acal-
lando tras la revolución comu-
nista en la Rusia de los zares,
en 1917. Luego, los protes-
tatarios se dividieron entre
los que apoyaban y los que
rechazaban el autoritarismo
bolchevique y su doctrina, y
los que seguían a los de San
Petersburgo. Al poco tiempo,
Lenin y luego Stalin orden-
aron perseguir, excluir omatar
a los anarquistas rusos a partir
de lo cual la idealización de
aquella revolución se frustró.
El anarquismo se fue deshi-
lachando en la Argentina
después del fusilamiento de
Severino Di Giovanni, en la
cárcel de Avenida Las Heras
(Penitenciaría Nacional), en
febrero de 1931, en pleno
gobierno golpista de José
Félix Uriburu. La cárcel fue
demolida entre 1961 y 1962,
y reemplazada por el Parque
Las Heras, pero antes desfi-
laron por sus celdas presos
políticos peronistas después
del golpe militar de 1955. An-
tes de aquella pena de muerte
el anarquismo tuvo intenso
movimiento en las protestas
obreras en la Patagonia, en
la segunda presidencia de
Hipólito Yrigoyen.
El anarquismo participó con
entusiasmo en la guerra civil
española (1936-1939), di-
rigido en un comienzo por
el sindicalista Buenaventura
Durruti, supuestamente asesi-
nado en Madrid en noviembre
de 1936. A último momento
se enfrentaron con arma-
mento contra republicanos y
comunistas en Barcelona. Lo
describe, como un relato per-
sonal George Orwell (autor
de Homenaje a Cataluña), que
había militado en la guerra
como soldado en las filas
del Partido Obrero de Uni-
ficación Marxista (POUM),
de ideología comunista ex-
trema. Aquella balacera inc-
esante fue llevada al cine por
el director inglés Ken Loach,
quien tituló su película como
Tierra y Libertad.
Por Daniel Muchnik
1...,2,3,4,5,6,7,8,9,10 12,13,14,15,16,17,18,19,20,21,...32
Powered by FlippingBook