Edición Impresa - page 16

Martes 19 de Febrero de 2019
D
eportes
- 16
Ese punto que consigue Ri-
ver en Peña y Arenales coti-
za en oro. Porque la derrota
parecía inevitable. A fin de
cuentas, Banfield superó
al campeón de América. De
principio a fin. Y tenía re-
suelto el partido. Hasta ese
cruce a destiempo de Clau-
dio Bravo, apurado, a con-
tramano del gran nivel que
había mostrado en el pri-
mer tiempo. Bajó a Matías
Suárez el defensor. Pateó
Lucas Pratto, tapó Mauri-
cio Arboleda, pero el golea-
dor no falló en el rebote. Y el
duelo entre Hernán Crespo
y Marcelo Gallardo, viejos
compañeros de banda roja
en los gloriosos noventa,
quedó a mano.
Intenso, frenético, avasa-
llante. Banfield se transfor-
mó en un equipo insopor-
table para River. Lo encerró
contra su arco, especial-
mente en el primer tiempo.
A bordo de un esquema au-
daz (3-2-3-2, muy versátil
en el repliegue) y con mu-
cha convicción para ata-
car. La postura de Luciano
Gómez fue todo un síntoma
de la voluntad ofensiva: el
lateral volante se movió por
River se llevó un punto demasiado valioso
ante Banfield, que sigue sin ganar con Crespo
Boca le ganó a un duro Lanús y no pierde la ilusión
El equipo de Alfaro se
impuso por 2 a 1. Mira
de reojo la punta. El
Granate llevaba siete
sin perder.
La seguidilla de partidos
de Boca en esta Super-
liga empezó este domin-
go en La Bombonera y
terminará en una se-
mana en Florencio Va-
rela. Como marcó Gus-
tavo Alfaro, estos juegos
marcarán si el equipo
se anima a subir un
escalón en la pelea por
el título o si la antesa-
la al debut en la Liber-
tadores (el martes 5 de
marzo, en Bolivia frente
a Wilstermann) lo ten-
drá todavía sin una idea
clara. En este sentido se
ilusiona tras imponerse
por 2 a 1 ante un duro
conjunto de Lanús.
En el comienzo del par-
tido el Granate se plantó
en la Bombonera y salió
a pelear la tenencia con
presión alta. Esto le ge-
neró muchos problemas
a Boca, que no podía sa-
lir con comodidad y le
ganó la imprecisión en
los primeros quince mi-
nutos. La intensidad de
la visita se vio en cómo
el Laucha Acosta fue a
apretar a Izquierdoz a
la salida. El central se
le cayó encima tras el
choque y el delantero se
lastimó la lengua.
A pesar de ello, Boca
tuvo la primera situa-
ción clara para pasar al
frente. El ataque xenei-
ze movió bien la pelota
hasta que le quedó a
Buffarini por la derecha
en soledad. Metió un
centro para la llegada
de Almendra de frente,
quien no le pudo dar con
fuerza y el arquero Ibá-
ñez no tuvo problemas
en atrapar.
Otra subida del ex San
Lorenzo trajo la segun-
da chance para los de
Alfaro, casi con idénti-
ca fórmula: centro de
Buffarini (esta vez con
enganche y pierna iz-
quierda) y cabezazo que
se fue cerca. El equipo
de Luis Zubeldía pare-
cía tener problemas por
la derecha de su ataque
y se vio cuatro minutos
después, a los 23’, tras
una pared entre Bene-
detto y Pavón que no
definió bien Kichán y la
mandó afuera.
La última para Boca en
Banfield y River jugaron en el Sur del GBA por la Superliga. (Maxi Failla)
adentro, de derecha a iz-
quierda, liberando el carril
para Juan Alvarez, un ex-
tremo con un ida y vuelta
infernal. Por el otro anda-
rivel, Bravo se proyectó a
fondo, ganando cada due-
lo individual; el pibe Urzi,
también.
Sí, la pasaron mal Gonza-
lo Montiel y Milton Casco
en el arranque. Y Franco
Armani tuvo que aparecer
con toda su sabiduría bajo
los tres palos. Le tapó un
mano a mano a Agustín
Fontana, evitó que un de-
fectuoso cierre de Martínez
Quarta se transformara en
un gol en contra y se en-
contró con un tiro de es-
quina cerrado que bloqueó
antes de que se corporiza-
ra en el revival del primer
gol de Al Ain FC durante el
Mundial de Clubes.
Muy incómodo se sintió
River. Transpirando atrás,
sin el control de la pelota.
Apenas inquietó con algún
pincelazo de Juan Fer-
nando Quintero tratando
de aprovechar la clase de
Matías Suárez y la movili-
dad de Rafael Santos Bo-
rré. Pero estuvo impreci-
so en tres cuartos. Fluyó
poco Nacho Fernández y
no gravitó De La Cruz. Por
sus desniveles y por la pre-
sión que ejerció Banfield
en cada sector del campo.
Y si comprometió a Mauri-
cio Arboleda se debió a una
salida en falso del arquero
colombiano que no capita-
lizó Suárez y un tirito de
Santos Borré que dejó claro
que está atravesando una
de sus peores rachas.
Entonces, se cortó la luz.
Hubo que esperar casi 20
minutos. Hasta que se re-
anudó el juego. Y nada
cambió. Por el contrario,
Banfield siguió atacando.
Hubo una jugada bárbara
en la que participaron Urzi,
Hernán Payero, Alvarez y
no fue gol porque la media
vuelta de Fontana se per-
dió a centímetros del palo
Boca se impuso por 2 a 1.
izquierdo de Armani.
Gallardo advirtió dificul-
tades en el medio. Pero la
decisión de prescindir de
Nacho Fernández se debió
a la tarjeta amarilla que el
volante había recibido en el
primer tiempo y que no ter-
minó en roja porque Silvio
Trucco hizo la vista gorda.
Entró Camilo Mayada. Y
no sólo perdió un buen pie;
el uruguayo se movió por
adentro y no tuvo influen-
cia. El protagonismo volvió
a ser de Banfield, como en
el primer tiempo.
Y llegó el gol. A la salida de
un córner, el rechazo quedó
en poder de Urzi, el juvenil
metió un buscapié y Fonta-
na la empujó al 1 a 0. Esta-
ba en offside y no lo advirtió
el asistente Javier Uziga.
Hubo, además, una floja
respuesta de Armani.
River intentó reaccionar
empujado por Robert Rojas
desde el fondo. Pero le faltó
algo que, a menudo, le so-
bró. Conexión, sociedades,
juego elaborado. Dependió,
como nunca, de sus indivi-
dualidades. Un tiro libre de
Quintero que tapó Arboleda
y pegó en el travesaño y un
remate cruzado de Suá-
rez que también bloqueó
el número uno colombiano
fueron las mejores posibi-
lidades que tuvo. Enton-
ces, hubo un cambio clave
del Muñeco: Pratto por el
errático Santos Borré. Y
cuando Banfield intentaba
rearmarse multiplicando
esfuerzos con las variantes
de Crespo, llegó el penal de
Bravo. Y el gol de Pratto.
los primeros cuarenta y
cinco minutos también
fue por la derecha y tam-
bién intervino Buffarini.
El lateral encontró la
pelota tras un centro en
el que Benedetto peleó
contra los dos centrales
granates, le pegó de pri-
mera sin que pique y se
fue apenas afuera.
En el complemento,
cuando era Lanús el que
estaba mejor desde el
juego y dónde se plan-
taba en el campo con-
trario, a los cinco Pavón
terminó una buena con-
tra que arrancó Zárate y
cuando remató Rolando
García Guerreño salvó
en la línea. Otro rema-
te de Pavón de frente al
arco terminó en el cór-
ner que terminó en la
apertura del marcador.
A los 10’, en un gol cal-
cado al del fin de se-
mana pasado frente a
Belgrano, Mauro Zárate
ejecutó el tiro de esqui-
na y Emanuel Mas ganó
en el primer palo de ca-
beza para poner el 1 a 0.
Cuatro minutos después
José Sand aguantó fren-
te a Mas, giró y remató
con su pierna izquierda
para vencer a las manos
de Andrada. Pero un mi-
nuto después llegó un
nuevo adelanto del lo-
cal. Pavón llegó al fondo
y metió rasante el cen-
tro atrás para la apari-
ción de Zárate, quien le
dio de primera, se desvió
en Carrasco y se metió.
Fueron tres goles en cin-
co minutos. Vibrante.
El partido se volvió
“eléctrico”. Lanús no se
resignó a la derrota y
apuró a un Boca que se
defendió con todo y con-
tragolpeó cuando pudo.
Las mejores fueron del
granate. A los 31 y tras
un arranque rapidísimo
de Lautaro Acosta, el ex
Boca tocó para Sand que
volvió a probar de zurda
a la salida de Andrada:
salvó el arquero.
Sobre el final del par-
tido otro vez Andrada
apareció para mantener
la victoria en su casa
para el equipo de Alfa-
ro, cuando le tapó un
mano a mano con el pie
a Pablo Martínez. Fue-
ron tres puntos impor-
tantes para el equipo
de Alfaro, que no resig-
na pelear por el cam-
peonato.
1...,6,7,8,9,10,11,12,13,14,15 17,18,19,20,21,22,23,24,25,26,...32
Powered by FlippingBook